Factores de riesgo médico al participar en Scouting

In English

Factores de riesgo médico al participar en Scouting

Scouting puede requerir mucho esfuerzo tanto físico como mental. Para ayudar a sus miembros a estar mejor preparados, Boy Scouts of America recomienda que todos aquellos que participen en una actividad Scouting se sometan anualmente a un examen médico realizado por un prestador de servicios de salud certificado y con licencia: un médico (Doctor en medicina o Doctor en osteopatía), enfermera profesional o asistente médico. Con base en la gran experiencia de la comunidad médica, BSA ha identificado factores de riesgo que podrían convertirse en una cuestión importante durante los campamentos de fines de semana, excursiones, caminatas, recorridos u otras actividades.

Familiarícese con los siguientes factores de riesgo para asegurar que todos los Scouts y Scouters estén preparados.

Peso corporal excesivo (Obesidad)

La obesidad incrementa el riesgo de padecer varios problemas de salud. Para asegurar la mejor experiencia, Scouts y Scouters deben tener un peso proporcional a su estatura. Una de estas mediciones es el Índice de Masa Corporal (IMC), que puede calcularse usando una herramienta de los Centros para Control de Enfermedades que se encuentra en el siguiente enlace: http://www.cdc.gov/nccdphp/dnpa/bmi/. Se encuentran disponibles calculadoras tanto para adultos como para jóvenes. Se recomienda que los jóvenes se encuentren dentro de los rangos percentiles entre cinco y 85. Aquellos que se encuentren dentro de los rangos percentiles de 85 a 95 están en riesgo y deben trabajar para lograr un mayor nivel de condición física.

Enfermedad cardiaca o cardiovascular

Éstas incluyen:

  1. Angina (dolor de pecho causado por vasos sanguíneos bloqueados o que vienen del corazón).
  2. Infarto al miocardio (ataque al corazón).
  3. Cirugía de corazón o cateterismo cardiaco (incluyendo angioplastia para tratar los vasos sanguíneos bloqueados, dilatación con balón o stents).
  4. Derrame cerebral o ataques isquémicos transitorios (AIT).
  5. Claudicación (dolor de pierna con el ejercicio, causado por el endurecimiento de las arterias).
  6. Historial familiar de enfermedad cardiaca o que un miembro de la familia haya muerto inesperadamente antes de los 50 años de edad.
  7. Tabaquismo.

Los jóvenes que tengan alguna enfermedad cardiaca congénita o enfermedad cardiaca adquirida como fiebre reumática, enfermedad de Kawasaki o prolapso de la válvula mitral deberán someterse a un examen exhaustivo.

Hipertensión (Presión arterial alta)

Los Scouts y Scouters deben tener una presión arterial normal (menos de 140/90). Las personas con una hipertensión importante deberán estar bajo tratamiento y su condición debe estar controlada. Si participan en algún evento Scouting que sea físicamente exigente, se recomienda que la hipertensión esté controlada 6 meses antes de la fecha del evento. El objetivo del tratamiento debe ser disminuir la presión arterial a niveles normales. Aquellos que ya se encuentren bajo tratamiento antihipertensivo y que tengan una presión arterial normal deberán continuar con su tratamiento y no deben elegir ninguna actividad o evento Scouting para experimentar con, o cambiar, medicamentos.

Diabetes (Diabetes Mellitus dependiente de insulina)

Cualquier persona que padezca diabetes mellitus dependiente de insulina deberá ser capaz de autocontrolar su nivel de glucosa en la sangre y saber cómo ajustar las dosis de insulina con base en estos factores o deberá estar acompañada por un tutor bien informado y con conocimiento sobre esto. La persona con diabetes o el tutor también deben saber cómo inyectarse/inyectar y reconocer los síntomas de niveles altos o bajos de azúcar en la sangre. Si planea participar en una experiencia de cualquier tipo que incluya pernoctar, traiga consigo suficiente medicamento, suministros y equipo para el control de la diabetes para todo el evento Scouting. Esto incluye pilas (que no sean recargables) para bombas que se lleven y traigan al evento (recuerde los lineamientos Leave No Trace).

Una persona dependiente de insulina que haya sido diagnosticada recientemente (en un lapso de 6 meses previos al examen médico) o que se haya sometido a un cambio en el sistema de dosificación (por ejemplo, una bomba para insulina) en el mismo periodo y que desee participar en un evento Scouting que sea físicamente exigente deberá reconsiderar su participación. Esto también aplica a una persona que haya sido hospitalizada debido a cetoacidosis diabética o que haya tenido problemas de hipoglicemia en el último año.

Convulsiones (Epilepsia)

Las convulsiones o epilepsia deben estar bien controladas por medicamentos si es que una persona desea participar en un evento Scouting físicamente exigente. Se considera como estar bajo control cuando existe un mínimo de seis meses sin convulsiones previos al examen médico. Los participantes con antecedentes de convulsiones necesitan limitar las actividades extremas (por ejemplo, alpinismo o rapel).

Asma

El asma bronquial aguda o crónica bajo tratamiento durante los últimos 24 meses deberá estar bien controlada antes de participar en cualquier evento Scouting físicamente exigente. Los indicadores clave de que existe un buen control son los siguientes:

  1. El uso de un inhalador de rescate de cero a una vez al día.
  2. No tener la necesidad de tratamiento durante la noche con un broncodilatador de acción rápida.

El asma bien controlada debe incluir el uso de broncodilatadores de larga duración, esteroides inhalados o medicamentos orales como Singulair.

Si el evento Scouting exige un esfuerzo físico considerable, los individuos con las siguientes condiciones de asma deberán reconsiderar su participación:

  1. El asma por ejercicio no se previene con medicamento.
  2. El participante ha sido hospitalizado o ha acudido a urgencias para tratamiento contra el asma durante 6 meses previos al examen médico.
  3. El participante ha recibido tratamiento que requirió de esteroides orales (prednisona) seis meses previos al examen médico.

Al participar en cualquier evento Scouting con pernocta, los participantes deben llevar consigo medicamentos adecuados y suministros e inhaladores de rescate de repuesto que no hayan caducado. Los participantes deben llevar un inhalador de rescate en todo momento durante el evento Scouting.

Apnea del sueño

Los Scouts y Scouters con trastornos del sueño pueden experimentar riesgos de salud debido a días largos y noches cortas en muchos eventos Scouting. Se recomienda que todos aquellos que padezcan de apnea del sueño y que necesiten un sistema CPAP para cualquier experiencia Scouting con pernocta, que el equipo (por ejemplo sistema CPAP) lo proporcione el Scout o Scouter y que sea autónomo. Esto debe incluir pilas (que no sean recargables) que se lleven y traigan al evento (recuerde los lineamientos Leave No Trace).

Alergias o anafilaxia

Los eventos Scouting tienen varios riegos (por ejemplo, nueces, polen, avispas, abejorros y otros insectos) que pudieran desatar reacciones anafilácticas en personas propensas a reacciones. Se recomienda que los Scouts y Scouters que hayan tenido alguna reacción anafiláctica por cualquier causa contacten al personal médico correspondiente del evento Scouting para confirmar su elegibilidad antes de su llegada, especialmente si el evento incluye una experiencia con pernocta. Se requerirá que los participantes tengan con ellos el medicamento adecuado en todo momento.

Para eventos Scouting de más duración como campamentos de verano, jamborees y programas de aventura extrema, se aceptan las inyecciones antialérgicas con dosis de mantenimiento para personas que no hayan tenido una reacción anafiláctica. Póngase en contacto con el personal médico correspondiente del evento para confirmar.

Uñas encarnadas, lesiones musculoesqueléticas recientes y cirugía ortopédica

En muchos eventos Scouting se ejerce demasiada presión en los pies, tobillos y rodillas. Si el evento Scouting es físicamente exigente, las uñas encarnadas deben tratarse un mes antes del evento. Los Scouts y Scouters que hayan tenido alguna cirugía ortopédica, incluyendo cirugía artroscópica o lesiones musculoesqueléticas importantes, incluyendo problemas de espalda, deberán presentar el alta del cirujano o médico tratante para poder participar en los eventos Scouting.

Trastornos psiquiátricos/psicológicos y emocionales

Los trastornos psiquiátricos/psicológicos y emocionales no necesariamente excluyen a una persona de un evento Scouting. Los padres y consejeros deben estar conscientes de que la mayoría de los eventos Scouting no están diseñados para ayudar a contrarrestar problemas psicológicos o emocionales y pueden exacerbar las condiciones existentes. La experiencia demuestra que estos problemas generalmente aumentan, no disminuyen cuando los participantes se someten a los desafíos físicos y mentales de las actividades Scouting.

Cualquier condición debe estar bien controlada sin los servicios de un profesional del cuidado de la salud mental. Bajo ninguna circunstancia se debe suspender el medicamento antes o durante la actividad Scouting. Si el evento Scouting es una experiencia con pernocta, los Scouts y Scouters necesitan llevar con ellos sus medicamentos adecuados para todo el evento, incluyendo el trayecto de ida y de regreso del evento.

Otros factores de riesgo

Anemia falciforme, hemofilia, leucemia, discrasia sanguínea grave e infección por VIH representan ciertos retos especiales para los Scouts y Scouters. Para planear, prepararse y apoyar a las personas que presentan estas condiciones médicas, se recomienda que el personal médico autorizado haga una evaluación individual de cada situación. Puede haber ocasiones en donde sea imposible contar con el apoyo médico adecuado en el evento Scouting. Bajo dichas circunstancias, puede que se le niegue la participación.

Para mayor información sobre cualquier otro asunto relacionado a la salud, póngase en contacto con su médico personal.